Ayuno de Avance Espiritual Día 21 Posesión – Toda La Gloria

«No a nosotros, oh Señor, no a nosotros, sino a tu nombre sea toda la gloria». Salmo 115: 1

Hay muchas cosas para apreciar sobre La Escuela de Oración Internacional. Una que me encanta es que, al final de la mayoría de los módulos, nos tomamos el tiempo de derramar el aceite. Ninguna reunión es igual, pero hay una cosa en común: Jesucristo manifiesta Su presencia y las vidas se renuevan. Debido a la actividad de Cristo, Él merece todo el honor y toda la gloria. Por lo tanto, derramamos aceite declarando que toda la unción que ha venido sobre nosotros es suya y solo suya.

Ciertamente es apropiado, aquí en el último día de nuestro ayuno, dar a Dios toda la gloria.

Si has recibido algo al orar el Padre Nuestro, es porque Dios lo hizo posible. Santiago 1:17 dice: «Toda buena dadiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay sombra de variación «. Todas las bendiciones provienen de Él. Él es el originador y por lo tanto todo le pertenece a él. ¡Se merece toda la gloria!

A medida que nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre los 21 días de ayuno y oración, del avance espiritual que experimentamos, de las oraciones contestadas, de lo que Dios nos habló, de la renovación de nuestros corazones y mentes en Cristo; también debemos tomar este momento para darle toda la gloria a Él. Nada de lo que experimentamos en este ayuno hubiera ocurrido aparte de Cristo. No podemos tomar el crédito por nada de eso. Podemos darnos una palmada en la espalda por la disciplina de no comer, pero incluso la motivación para ayunar proviene de Cristo. Entonces, ciertamente, lo que recibimos durante este ayuno, todo vino a causa de Cristo.

Si aún no lo has hecho, ahora es un buen momento para escribir en tu diario lo que has experimentado con Cristo durante estos 21 días. Tómese el tiempo para reflexionar. Anota todo lo que Cristo ha hecho. Luego, derrame el aceite.

Padre amoroso, todo lo que ha sucedido en mi vida durante este ayuno, es todo por ti. Te mereces todo honor y toda gloria. Tú eres el Rey de gloria. Te alabo y derramo el aceite hoy en el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

Scroll to top

Culto dominical Iglesia Dinamarca

¡Mira aquí nuestro culto!