Ayuno de Avance Espiritual Día 18 Dirección – Jesús es Nuestro Salvador

Ayuno de Avance Espiritual Día 18 Dirección – Jesús es Nuestro Salvador

Ayuno de Avance Espiritual Día 18 Dirección – Jesús es Nuestro Salvador

  • 0 Comments

«Mas líbranos del mal» Mateo 6:13

Esta solicitud se basa en las verdades más preciosas de que nuestro Dios es soberano sobre el mal y tiene el poder de salvarnos. Hacemos esta oración porque el Señor es el Dios viviente que nos salva del mal … de todo tipo de mal.

Así como David escribió en el Salmo 18: 3, “Invocare a Jehová, quien es digno de ser alabado, y seré salvo de mis enemigos”. Hay muchos males que encontramos en este mundo. Está el maligno, el diablo, cuyo propósito y búsqueda es mentir, robar, matar y destruir. Como dijo Pedro: “Sed sobrios; y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.” (1 Pedro 5: 8). Es por esto que Jesús oró: «No te pido que los saques del mundo, sino que los guardes del maligno» (Juan 17:15).

También hay gente malvada que nos haría daño. En muchos de los Salmos, David ora para que el Señor lo salve de tales personas. Él oró: “Oh SEÑOR, ¿cuántos son mis enemigos? Muchos se levantan contra mí; muchos están diciendo de mi alma: ‘No hay salvación para él en Dios’. Pero tú, oh SEÑOR, eres un escudo a mi alrededor, mi gloria y el que levanta mi cabeza. Clamé en voz alta al SEÑOR, y él me respondió desde su santo monte «(Salmo 3: 1–4). Luego están las malas circunstancias que tienen lugar en nuestras vidas. Una vez más, David oró: “¡Sálvame, oh Dios! Porque las aguas han subido hasta mi cuello. Me hundí en el fango profundo, donde no hay punto de apoyo; He venido a aguas profundas, y el diluvio me invade” (Salmo 69: 1-2).

Cualquiera que sea el mal que puedas encontrar, nuestro Dios es soberano sobre él y tiene poder para salvarte de él. Aunque Él, como el Buen Pastor, nos guíe a través del valle de la sombra de la muerte, no debemos temer al mal (Salmo 23: 4). Él está con nosotros para salvarnos y librarnos, porque ese es el significado de Su nombre, «Jesús» – «el Señor salva», «Yahvé es la salvación».

¡¡¡Señor líbrame del mal…y gracias porque lo harás, porque tú eres mi Salvador!!!