Ayuno de Avance Espiritual Día 12 Adopción o Provisión – Quitando las Telarañas

Y perdónanos nuestros pecados. Lucas 11: 4ª.

En una ocasión la esposa de Billy Graham recibió la noticia de que sería entrevistada en su casa por una cadena de televisión, como toda buena ama de casa se dispuso a limpiar su casa de la mejor manera posible. Cuando llego la hora de la entrevista, se encendieron las luces de la compañía televisora y comenzaron la conversación, para la sorpresa de nuestra amada hermana, esa luz era tan potente que desde donde ella estaba sentada pudo observar en una esquina de su sala una pequeña telaraña que no había podido ver con la luz menos intensa de su propia casa.

A menudo cuando examinamos nuestro corazón, pensamos que todo está bien, que no hay pecados que debemos confesar y la verdad es que en esos momentos nos hemos examinado a la luz de nuestros propios ojos…necesitamos examinarnos a la luz del Espíritu Santo para que salgan a relucir las “telarañas” que a veces no son fáciles de observar con nuestra propia luz.

Eso fue lo que le sucedió a Isaías cuando estuvo en la Presencia de un Dios tan Santo, se dio cuenta que tenía labios inmundos y estaba en peligro de morir, pero Dios en su misericordia envió su ángel para que le pasara un carbón encendido. La verdad es que entre más nos acercamos a Dios, más pecados tendremos que confesar, pues la luz de su santidad los expondrá…por eso aceptemos hoy su invitación: Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Padre amado, te doy las gracias porque puedo acercarme a tu trono de gracia para pedirte que me perdones de todos mis pecados…Espíritu Santo muéstrame cuales son para confesarlos, y gracias por esta seguridad que me das de que la sangre del Señor Jesucristo me limpiara de cada uno de ellos.

Scroll to top

¡Mira aquí nuestro culto!